El afilado de una cuchilla industrial debe realizarse de forma oportuna y solo debe ser realizarlo por un especialista. Existen dos métodos para realizar esta acción, el abrasivo o de soluble adecuado, los cuales permitirán obtener un mejor rendimiento de las cuchillas a lo largo de su vida útil.

Es bastante común que no le resulte de mucha importancia a las industrias realizar el rectificado de las cuchillas puesto que es la última operación en la manufactura y está sujeto frecuentemente a acelerar la operación para cumplir con los programas de producción.

Este sirve para remover las costras o escamas y superficies descarburizadas, o brindar las dimensiones específicas y un acabado perfecto

Un proceso equivocado al rectificar puede causar:

Grietas al realizarse de forma muy severa y quemaduras que producen una mancha conocida como quemadura de rectificado la cual baja la dureza de la superficie de la herramienta y disminuye su resistencia al desgaste.